Efectos

Cambio de imágenes

Cambio de imágenes

Este efecto posibilita que se puedan visualizar hasta varias imágenes distintas en un mismo producto al cambiar la posición desde la que se observa.

El hecho de que la imagen cambie hace que la publicidad sea muy vistosa, ya que provoca sorpresa en el espectador.

Se pueden realizar partiendo desde dos imágenes y aumentando a tres o incluso más.

Las imagenes utilizadas para ello pueden variar considerablemente el resultado final. Por ejemplo, podemos utilizar la misma imagen con distintos efectos gráficos, como cambios de color, positivo-negativo, color a blanco y negro, etcétera.

Asimismo pueden utilizarse distintas imágenes a intercambiar, bien para colocar diferentes ideas en un mismo plano o bien para mostrar transiciones o mensajes cambiantes al colocar en diferentes posiciones el producto.

Se trata de un efecto muy llamativo ya sea a pequeño formato, en bolígrafos, llaveros o postales, como a gran formato, como en grandes paneles publicitarios.